Página inicial | Misión | Informaciones | Santa Misa | Grupos | Proyectos | Diversos | Fotos | Revista
Boxbild
  Druckversion   Seite versenden

 

XXII Asamblea Nacional de las Misiones de Lengua Española

Con el tema “La mujer en la Iglesia”

 

De nuestro Consejo Pastoral participaron:

Norma Pérez Puértolas, José Manuel Márquez y Cynthia Vázquez Borrego

 

 

La XXII Asamblea Nacional de las Misiones Católicas de Lengua Española en Alemania tuvo como escenario la ciudad de Mainz (Maguncia), la “Moguntiacum” de los romanos, situada a orillas del Rin y, desde la antigüedad, uno de los asientos diocesanos más importantes de occidente.

En ese marco, y con el sol como aliado, ochenta y nueve personas hispanohablantes de diferentes edades y procedencias se dieron cita, del 25 al 28 de mayo de 2012, en la Academia y Centro de Convenciones del Obispado de Mainz, “Erbacher Hof”, para abordar por primera vez, como tema central de la Asamblea, el rol de la mujer en la iglesia.
“Queremos valorar, agradecer y potenciar el trabajo inestimable que la mujer realiza en la Misiones  Católicas. Es innegable la realidad femenina en la pastoral de las misiones y esta XXII. Asamblea asume, en primer lugar, el compromiso de reconocérselo”, con estas palabras resumía el delegado nacional de las Misiones Católicas de lengua española en Alemania, José Antonio Arzoz, la intención y finalidad del evento.
Entre los asistentes llegadas desde España para participar como ponentes, se encontraba don Ciriaco Benavente, obispo de Albacete y presidente de la Comisión de Migraciones de la Conferencia Episcopal Española; José Luis Pinilla, director del Secretariado de dicha Comisión; José Magaña, coordinador de (ASE) Asociación Europeos; Gabriel González del Estal, filósofo experto en temas migratorios, y Dolores Aleixandre, teóloga y filóloga especializada en lenguas bíblicas, profesora emérita de la Universidad Pontificia de Comillas. El Consejo Pastoral estuvo representado por José Antonio Arzoz.
Por parte alemana asistieron el vicario general de la Diócesis de Mainz, Dietmar Giebelmann, y el director nacional de las Misiones de Lengua Extranjera, Stefan Schohe.
Antonio Beltrán, presidente de la Confederación Europea de Asociaciones Españolas de Padres de Familia, y Vicente Riesgo, presidente de la Academia Española de Formación de Bonn, también se encontraban entre invitados.

APERTURA DE LA ASAMBLEA
En el acto de apertura, Arzoz leyó una carta del Arzobispo de Mainz, Cardenal Karl Lehmann, en la que valoraba y agradecía el trabajo de las Misiones Católicas de Lengua Española, a la vez que se disculpaba por no poder asistir a la Asamblea. Luego, tras una breve mirada retrospectiva a la historia de la  emigración española en Alemania y al trabajo pastoral realizado, el delegado nacional se refirió al creciente número de españoles que están llegando cada día a este país y al reto que esta nueva ola migratoria supone para las Misiones. Recordó que hasta el año 2009 el número de españoles residentes en Alemania había ido decreciendo hasta alcanzar la cifra de 104.002, pero que a partir de 2010 nuevamente iba en aumento y ya en 2011 su número era de 110.193, tendencia ascendente que se mantiene. Al lado, un número indeterminado de hispanohablantes “sin papeles” iría también en aumento, personas que “necesitan y saben que pueden contar con la acogida y el respaldo de las Misiones Católicas”, dijo, ya que Alemania “no regulariza, sino que expulsa a aquellos que se encuentran en situación irregular”. Para dar una idea de la dimensión que alcanza la inmigración ilegal, comentó que solo en Bonn habría cinco mil personas sin papeles.
En ese contexto, Arzoz se refirió a la nueva emigración como “una  realidad plausible en la sociedad”, un fenómeno nuevo y un desafío al que había que dar respuesta. “Estamos ante una primera generación heterogénea”, dijo, pues al lado de personas cualificadas llegan también adultos sin títulos y sin trabajo en España que buscan en la emigración un camino para salir adelante. Según el responsable de las Misiones, el paro y la crisis habrían provocado una movilidad en Europa que ni siquiera el Acuerdo de Schengen de 1985, –que regula el derecho a la libre circulación de personas en la UE–, habría producido antes.
Ante esa nueva realidad, las más relevantes instancias de ayuda y atención al emigrante en Alemania, como la Academia Española de Formación, la Confederación de Asociaciones de Padres de Familia y la Coordinadora Federal del Movimiento Asociativo, se estarían esforzando por encontrar nuevas y efectivas vías de ayuda. “Nosotros estamos dispuestos a colaborar con ellos en esta urgente y titánica tarea”, ofreció Arzoz en nombre del conjunto de las misiones, reiterando que estas seguirían con las puertas abiertas día y noche para todo el que llegase necesitado.
Con una estructura de 29 misiones, atendidas por 15 sacerdotes españoles, 6 alemanes y 8 hispanoamericanos, un personal liberado compuesto por 9 religiosas y 4 asistentes pastorales y varias secretarias, se están atendiendo a unos doscientos mil hispanohablantes residentes en este país, con y sin papeles, según el delegado nacional.

NECESIDAD DE INFORMACIÓN OBJETIVA
Arzoz recordó que desde el Consejo Pastoral nacional se había criticado la omisión del trabajo y de la presencia en la RFA de 414 misiones extranjeras  en el folleto “Die Katholische Kirche in Deutschland–Zahlen und Fakten 2010/2011”, que publica la Conferencia Episcopal alemana. Dichas misiones estarían atendiendo a más de dos millones de católicos de otras lenguas, con pasaporte alemán. “Sería imprescindible”, señaló, que los informes de prensa y las publicaciones de la Iglesia católica alemana ofrezcan una información objetiva y completa de la realidad de todos los católicos en este país, tanto alemanes como extranjeros. Habló también de la necesidad de que se siga reconociendo, valorando y apoyando el trabajo pastoral con más de dos millones de extranjeros en Alemania y de que las Misiones estén representadas en todos los gremios diocesanos como signo de mutua integración, colaboración y apertura intercultural.

RECONOCIMIENTO
El director nacional de las misiones extranjeras en Alemania, Stefan Schohe, habló en nombre de la Comisión de Migraciones de la Conferencia Episcopal alemana, aprovechando la ocasión para presentarse, ya que solo lleva cinco meses en el cargo, y explicar su labor como interlocutor entre las misiones de lengua extranjera y la Conferencia Episcopal. Schohe ensalzó la gran labor que realizan las Misiones de lengua española y agradeció a José Antonio Arzoz su cooperación, desde hace muchos años, con la comisión ecuménica en la organización de la “Semana Intercultural”, antes denominada semana del ciudadano extranjero.
Actualmente, la colaboración entre laicos y personas de la Iglesia sería imprescindible para atender a las necesidades de las comunidades extranjeras, así como la tolerancia y el diálogo para la convivencia  entre extranjeros y alemanes, algo que los españoles ya practicaban con éxito desde hace décadas.
El representante de la Comisión de Migraciones alemán tuvo también palabras de reconocimiento a la labor de las asociaciones de padres, por cuya implicación y protagonismo en la educación e integración de los hijos de emigrantes en la sociedad alemana dijo tener un gran respeto. El que estén representadas en las Cumbres de Integración del Gobierno alemán sería un signo más de cómo este país valora su trabajo. En este sentido, agradeció a Vicente Riesgo su labor de representación de las mismas en Berlín.
Terminó ofreciendo sus apoyo a las misiones, pero advirtiendo que el abrir el oído a sus peticiones no siempre podría traducirse en un “abrir la mano”.
Sobre el tema de la mujer en la Iglesia, comentó que podía muy bien imaginarse a una mujer ocupando su puesto.

UN EJEMPLO APLICABLE A ESPAÑA
Don Ciriaco Benavente intervino con José Luis Pinilla y José Magaña en una mesa redonda, en la que informaron sobre la situación de los inmigrantes en España y la necesidad de pasar de una acción de trabajo pastoral de acogida, que sería fundamental seguir manteniendo, al de integración, en la línea de acción social. Otro reto sería el nuevo éxodo de españoles hacia el exterior, de los que una buena parte serían nacionalizados españoles. La necesidad de más sacerdotes para atender a unos y otros supondría un problema que se estaría tratando de solucionar en parte con curas de Latinoamérica, también en Alemania.
En la recta final de la Asamblea, el obispo felicitó a las Misiones por la labor que realizan, recordando que fueron las primeras instituciones de apoyo al emigrante español en Alemania, de las que habían surgido la Confederación de Asociaciones de Padres de Familia y la Academia Española de Formación, dos instituciones fuertemente vinculadas con las misiones. Estas instituciones no solo prestarían un admirable servicio al colectivo hispanohablante sino que habrían sido un enriquecimiento para toda la sociedad. “Ojalá en España recojamos la experiencia de las Misiones Católicas en Europa para aplicarla allí a nuestros inmigrantes”, dijo.
Sobre la Asamblea, se mostró satisfecho por la participación de muchas mujeres comprometidas en el trabajo pastoral en las Misiones. A comentarios a los que no podía ser ajeno, como que la Iglesia era hoy una institución de mujeres gobernada por hombres, respondió con humor, sensibilidad y diplomacia. En el debate actual se trataría de respetar la tradición apostólica, no de una lucha de poder entre hombres y mujeres. Muchos serían los ámbitos en los que dentro de la Iglesia se podría ejercer una labor de servicio a los demás e instó a hacerlo con “madurez, cariño y responsabilidad”. Por delante habría una gran tarea, ya que “el hambre no tiene fronteras”, dijo, y por eso iba a seguir llegando gente necesitada, lo que calificó de “desafío impresionante” para las Misones.
Finalmente, don Ciriaco manifestó su deseo de que la sociedad en que vivimos llegue a ser “una comunidad circular, donde todos los hombres sean hermanos”.

INTERVENCIÓN DE GABRIEL GONZÁLEZ DEL ESTAL
Gabriel González del Estal, filósofo experto en temas de enseñaza y formación de adultos, ofreció una interesante ponencia, desde una posición progresista, sobre la figura de la mujer en el Antiguo Testamento, en el cristianismo primitivo y en los Evangelios, refiriéndose a la postergación en el mundo hebreo de las mujeres, a su papel secundario, limitado y subordinado en las comunidades patriarcales cristianas y a la discriminación que todavía hoy sufren muchas de ellas por razón de género, pero también a numerosos ejemplos de mujeres que, según el Nuevo Testamento, tuvieron roles importantes al lado de Jesús y los apóstoles. También las cartas paulinas reflejarían la participación activa de las mujeres en las primeras Iglesias y misiones. Actualmente, “el rostro de la Iglesia es hoy más femenino que masculino”, destacó el ponente, refiriéndose a que ellas son las que están sosteniéndola desde abajo, y aunque entiende que “es labor de los obispos defender la posición institucional de la Iglesia”, según su teoría, “no existiría reserva teológica para la ordenación sacerdotal de las mujeres; la práctica actual no se vería como  un dogma y, por tanto, susceptible de cambios.
El hecho de que muchos fieles católicos se alejen de la Iglesia sería no solo motivo de preocupación, sino también un signo para reflexionar y emprender reformas profundas que devuelvan la credibilidad a la institución. Una de ellas sería que la mujer sea pronto integrada y pueda desempeñar todas las funciones eclesiásticas, opinión no compartida por todos.
González del Estal se mostró convencido de que Jesús de Nazaret sería hoy el primero en exigir cambios muy importantes en la Iglesia para que hablara menos del dogma, que la jerarquía se expresara más y mejor como servicio y no aparecieran tantos rasgos rasgos inquisittoriales en algunas posturas y resaltara mucho más su mirada más acogedora, más caritativa y más preocupada por las personas que por las estructuras.

MOVIMIENTO EMERGENTE DE LAS MUJERES
Dolores Aleixandre es una mujer erudita, afable y sencilla, religiosa del Sagrado Corazón, ex profesora universitaria especialista en lenguas bíblicas y autora incansable de libros y otras publicaciones. Con su participación en la Asamblea aportó una nota vanguardista al encuentro, en el que la espiritualidad y la objetividad fueron la constante.
En sus ponencias se refirió al derecho de igualdad entre el hombre y la mujer como una “cuestión de derechos humanos”. En ese contexto, recordó que todavía millones de mujeres en el mundo viven en situaciones dramáticas de desigualdad y mencionó datos que lo corroboran: el 70 por ciento de los 960 millones de analfabetos del mundo son mujeres, una de cada tres mujeres recibe malos tratos, siendo víctimas en muchos casos de sus propios maridos; las violaciones, el turismo sexual y la compra y venta de mujeres no solo sigue practicándose, sino que estas prácticas están aumentando en los países del Tercer Mundo de forma escalofriante. La ablación que se practica en algunas culturas añadiría cada año dos millones de niñas y jóvenes a los 110 millones de mujeres que viven con los órganos genitales mutilados. El infanticidio y el aborto selectivo en países como India, China, Bangladesh y otros, afectaría en el 99 por ciento de los casos a niñas.
En el ámbito laboral, la teóloga se refirió, como claro símbolo de discriminación, al hecho de que las mujeres ganen entre el 30 por ciento y el 40 por ciento menos de salario que los hombres, realizando el mismo trabajo; que estén en mayor medida que ellos afectadas por el paro y que tres cuartas partes de los pobres en el mundo sean mujeres.
Aunque constituyen el 80 por ciento de la mano de obra campesina en el Tercer Mundo, no poseen más que el 1 por ciento de las tierras de cultivo, según la religiosa.
Frente a ese panorama desolador, estaríamos asistiendo a un fenómeno de emergencia de la mujer en todos los sectores de la vidad social, política y cultural, un movimiento mundial e imparable en el que la mitad femenina de la humanidad estaría saliendo de las sombras y la invisibilidad en que había estado sumida durante siglos, dentro y fuera de la Iglesia. En la exposición del tema, se refirió también a la IV Conferencia y Foro sobre la Mujer en Beijing, organizado por las Naciones Unidas en 1995, por su valor simbólico y repercusión en la opinión pública mundial, así como a la Carta apostólica  “Mulieris Dignitatem” en lo que se refiere a las nuevas formas de presencia de las mujeres en la Iglesia: en la teología, en la espiritualidad, en la formación y la enseñanza, en las catequesis y la liturgia.
En sus dos intervenciones, Dolores Aleixandre dejó claro que, a largo plazo, la Iglesia no podría seguir renunciando a la plena participación de la mitad de sus miembros, las mujeres.

CONCLUSIÓN FINAL
Aunque el propósito de los organizadores había sido reconocer y agradecer a las mujeres su desinteresada labor de apoyo en las misiones, sin la cual no se hubieran podido mantener muchas de ellas, surgió, como era de esperar, el tratamiento de la igualdad entre hombres y mujeres en la Iglesia católica y el debate sobre el acceso de la mujer a más cargos y responsabilidades eclesiásticas.
El tema, reconociendo el gran papel de la mujer hoy en la Iglesia en muchos ámbitos, fue analizado, entre otros que afectan a las mujeres, con objetividad, desde diferentes perspectivas, y discutido en cinco grupos de trabajo, y aunque provocó controversia, en la presentación de los resultados se constató que casi todos los grupos llegaron a las mismas o muy semejantes conclusiones. La tendencia general iba en pro de una Iglesia menos hermética y más flexible para adaptarse a los nuevos tiempos. El trabajo desde abajo, en opinión de los que abogaban por más corresponsabilidad efectiva y menos jerarquías que no escuchen a los órganos de participación y actúen en consecuencia, sería el camino para un cambio conciliar en las estructuras de corresponsabilidad de la Iglesia católica.

Um unsere Webseite für Sie optimal zu gestalten und fortlaufend verbessern zu können, verwenden wir Cookies. Durch die weitere Nutzung der Webseite stimmen Sie der Verwendung von Cookies zu. Weitere Informationen zu Cookies erhalten Sie in unserer Datenschutzerklärung.Ok, verstanden.